292. Fibroelastoma dorsi

En el caso que te enseño esta noche es una lesión poco frecuente que es típica con cierta predilección por una localización en la región paradorsal y situado en el ángulo inferior de la escápula.

En este caso la paciente presentaba un bulto palpable en el lugar referido en el párrafo anterior. La sospecha era de lipoma, venía con una petición de su médico de familia. La paciente contaba que se notaba más el bulto cuando realizaba una separación de la escápula, llevando los hombros hacia adelante. 

Situé a la paciente de espaldas a mi. Solamente tuve que poner transductor para ver una lesión heterogénea de aspecto global hiperecogénico. Medí la lesión en los dos planos intentando demostrar los bordes, que en la situación anatómica era complicada de estudiar. La lesión no presentaba captación doppler.

Imágenes:

1
2
3
4
5
6
7

Como siempre la normalidad en la imagen 1, para tener un punto de partida desde que el que partir, aunque en este caso solo me sirvió para comprobar que la lesión era unilateral, solo una vez en tierras pamplonicas vi un caso bilateral, y no lo podré olvidar.

En la imagen 2 la imagen con anatomía de la figura patológica y la relación con ecoestrusturas normales adyacentes.

3 y 4 con medidas en eje corto y largo. La imagen 5 y 6 con los bordes y su relación con el tejido normal, finalmente la 7, doppler.

El Fibroelastoma Dorsi tiene un amplio diagnóstico diferencial y el diagnóstico es de anatomía patológica. Es un tumor benigno, de proliferación lenta, a menudo asintomático, descubierto en otras pruebas diagnósticas com el TAC o la RMN de la columna. Afecta mayoritariamente a mujeres de mediana edad y que usan sus hombros en su ejercicio laboral, la fricción mecánica de la escápula con la pared torácica puede ser uno de los efectos inductores a la aparición de este tipo de patologías.


La segunda edición morada de Eco Fácil editado por Marbán está a la venta.

Nuevos protocolos Doppler de Alejandro Soriano Valencia.

Un capítulo dedicado a la exploración del Tórax, básico.

Un capítulo precioso de María Leal Gondra sobre los valores y medidas normales de ecoestrusturas de uso habitual en los protocolos que describe el libro. Me encanta.


 

 

291. Lipoma de cordón y hernia inguinal.

En algunas ocasiones te encuentras cosas muy chulas, sin esperarlas, son esas cosas que no olvidas. Esta semana entró en la sala un paciente para descartar una hernia inguinal, valorada por el cirujano previa a la cirugía. Cuando el paciente se tumbó en la camilla y se descubrió la región inguinal, era evidente que algo pasaba porque tenía un bulto muy llamativo, duro. Justo cuando le puse el traductor y sin tiempo para reaccionar la hernia se corrigió, el bulto desapareció…casi. Me di cuenta que la hernia existía, sin verla, así que me pude a evaluar la región inguinal desde le teste, buscando el canal inguinal…Sorpresa…

Nada más acabar el testículo y empezar el canal inguinal me encontré una estructura hipoecogénica, con septos, con un borde ecogénico a modo de cápsula muy llamativo. La estructura era dura y fija, no respondía a valsalva, enseguida me dí cuenta de que no era parte de una hernia, no era una tripa, porque no se movía…siguiente sorpresa…

Cuando le pedía al paciente que hiciera valsalva, y por el canal inguinal aparecía una hernia muy evidente, con un cuello visible en dos proyecciones, la hernia tenía tanto grasa como asas intestinales, sonaba al entrar y al salir.

Lo más llamativo y lo que más me gustó de la prueba es que cuando la hernia llegaba a la estructura fija que estudié en primera instancia, la abrazaba, se apoyaba en ella y o conseguía moverla…y después retrocedía introduciéndose en la cavidad abdominal. 

La hernia era una hernia más, el bultoma me hizo saltar las alarmas y se lo comuniqué al radiólogo responsable. Ante la sospecha razonable de que pudiera ser un tumor, decidió ampliar con un TAC de Pelvis sin CIV que demostró la existencia tumonal benigna que correspondía con un lipoma de cordón, benigno, por su aspecto amable, bordes definidos, tabique externo y centro graso.

Hernia inguinal, con foramen de 15 mm, con introduccion en saco herniario de 3 cms, de grasa omental. Imagen nodular en cordon, distal, de 2 cms, que sugiere patologia benigna.

En una misma región coexistiendo dos figuras patológicas. Fue muy bonito ver que la hernia tocaba el lipoma y retrocedía, disfruté comprobando que los hallazgos ecográficos se confirmaron con el scanner. El caso es precioso y quería que lo vieses, y en esta noche lluviosa y fría, te lo dejo en imágenes…Espero que te guste.

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12

De la imagen 2 a la 5 puedes ver documentado y medido en dos planos con doppler la lesión fija en el cordón.

De la imagem 6 a 8 puedes ver la lesión y su relación con la hernia, en la 6, no se ve la hernia, pero sí el canal inguinal, en la 7 y la 8 observas como la hernia toca el lipoma casi abrazándolo.

La 9 demuestra el contenido de tripas en la hernia.

La 10 y la 11 como la hernia se retira paulatinamente cuando el paciente deja de hacer la maniobra de valsalva.

La imagen 12, lo que corroboraba la sospecha de lesión tumoral en el cordón a expensas de la coexistencia de una hernia en esa localización. Precioso, TODO.


La segunda edición morada de Eco Fácil editado por Marbán está a la venta.

Nuevos protocolos Doppler de Alejandro Soriano Valencia.

Un capítulo dedicado a la exploración del Tórax, básico.

Un capítulo precioso de María Leal Gondra sobre los valores y medidas normales de ecoestrusturas de uso habitual en los protocolos que describe el libro.

“Hay quien apuesta fuerte…” No sé jugar de otra manera…

Hombres

290. Rotura del Subescapular.

Muchas veces te he hablado de la exploración ecográfica del hombro. Dentro de la exploración rutinaria encontramos patología diversas, muchas de ellas habituales, líquido en el bíceps, calcios en el subescapular o bursitis a este nivel, tendinopatías y diversos tipos de rotura del supraespinoso, cambios degenerativos de la articulación acromio clavicular y patología menos habitual en infraespinoso, normalmente en relación con tendinosis.

Hoy me he encontrado con una patología poco habitual en una de las muchas exploraciones dedicadas al hombro que me ha tocado hacer hoy.

Paciente varón de 80 años que acude con muletas de mucho tiempo de uso, viene con una volante de su médico de cabecera con petición de estudio de ambos hombros por dolor. No tenía impotencia funcional excesiva, el movimiento de ambas articulaciones era fluido durante la exploración.

En el hombro izquierdo a nivel del tendón subescapular descubro, en el contexto de un patrón tendinoso heterogéneo, con algunos calcios pequeños, una imagen alargada y estratificada de aspecto anecoico que recordaba con muchísima fiabilidad a una rotura en ojal de las que vemos en el tendón del supraespinoso.

Realizo los cortes habituales en eje largo y eje corto del tendón, documentos hallazgos antes descritos y me centro en la lesión plana y anecoica que afecta al tendón en su porción externa en las fibras medias del mismo. No cambia significativamente el aspecto con el estudio dinámico, el paciente no se queja a la exploración, colabora permanentemente.

Sin embargo, puedo documentar sin lugar a duda una rotura del tendón subescapular, en varios planos paralelos, estudiada y medida en los dos ejes y posteriormente comentada con el radiólogo que certifica la existencia de la misma tras leerlo en el documento de información de exploración y el comentario verbal del hallazgo.

Imágenes:

Siempre me gusta enseñarte normalidad, así que la primera imagen es eso, normalidad. Vas a ver dos imágenes de un paciente de edad parecida, para ser comparativemente honesto con el tejido a estudio.

Observa la homogeneidad de la imagen de normalidad con su anatomía en ambos planos, quiero destacarte especialmente el corte en eje corto donde se objetivan claramente los haces tendinosos:

Ahora observa la patología a nivel de este tendón:


La segunda edición morada de Eco Fácil editado por Marbán está a la venta.

Nuevos protocolos Doppler de Alejandro Soriano Valencia.

Un capítulo dedicado a la exploración del Tórax, básico.

Un capítulo precioso de María Leal Gondra sobre los valores y medidas normales de ecoestrusturas de uso habitual en los protocolos que describe el libro.


Quiero más…quiero todo.

 

289. Hematomas en evolución.

En el día de hoy te traigo dos lesiones muy habituales de las que podemos ver habitualmente e las salas de ecografía de muscular.

Son hematomas, sangrados que se producen en el sistema locomotor por diferentes motivos, traumatismos, habitualmente, en ocasiones pacientes antiagregados que hacen sangrados espontáneos. En este post vas a ver dos, un intramuscular, y otro subcutáneo.

Vas a ver la diferencia entre ambos. Son dos casos distintos que te paso a describir individualmente.

Caso 1:

Paciente varón, 12 años. Traumatismo hace varios meses. Presentó bulto en la zona de impacto, no disminuye, es doloroso a la palpación. Exploro la región pretibial, en el tercio próxima se observa una colección anecoica y heterogénea en el tejido celular subcutáneo.

Existe neovascularización.

Caso 2:

Paciente varón, 80 años. Sintrom. Sin traumatismo aparente, bulto de aparición súbita en la región epicondílea. En la exploración identifico lesión anecoica y heterogénea en el espesor del extenso común de los dedos de 22mms en el tercio próxima del antebrazo, ligeramente distal al epicóndilo.

El músculo común de los dedos es un músculo extensor común del antebrazo conformados por extensor radial corto del carpo, extenso de los dedos, extensos del meñique y el extenso cubital del carpo. La epicondilitis es típica del extensor común de los dedos.

En ambos casos el hematoma en evolución cursa con diferentes apariencias, uno es elongado y longilíneo, el de partes blandas, el del codo, es más redondo ya que está aprisionado por el tejido muscular que lo rodea.


Sin miedo 

287. Tumor indeterminado.

Te traigo este caso, paciente ingresado por estudio de masa intraabdominal.

Diagnóstico diferencial de tumor del estroma gastrointestinal (GIST), linfoma, sarcoma, carcinoide, tumor desmoide y mesotelioma peritoneal primario.

Se pide ecografía testicular por sospecha de hidrocele secundario a afectación del cordón por el tumor intraabdominal, a filiar. No se pudo poner contraste en el CT.

Imágenes:

En la exploración observamos hidrocele unilateral izquierdo. En el canal inguinal puedes ver una estructura similar a una hernia inguinal, que con la maniobra de valsalva permanece inmóvil y por tanto no compatible con hernia a ese nivel de comportamiento normal y que podría estar provocando el hidrocele anteriormente referido.

Con la sonda convexa exploré la región pélvica. Masa hipogénica heterogénea,(posibles zonas de necrosis), de contornos lobulados y mal definidos, de aspecto infiltrativo, centrada en el mesosigma. La lesión no depende del sigma, pero está pegada a ella.

Me ha parecido un caso muy completo, a falta de un diagnóstico final, varias patologías asentadas en el espacio intraabdominal que pudieran estar ocasionando una patología extraabdominal. Nos hace comprender como todo está relacionado o pudiere estarlo, todo conectado. No confíes nunca, explora…no dejes de aprender.


La segunda edición de Eco Fácil editado por Marbán está a la venta.

Nuevos protocolos Doppler de Alejandro Soriano Valencia.

Un capítulo dedicado a la exploración del Tórax, básico.

Un capítulo precioso de María Leal Gondra sobre los valores y medidas normales de ecoestrusturas de uso habitual en los protocolos que describe el libro.

Jamás podría imaginar que tras subir aquella cima que me costó tanto, que me hizo sufrir tanto, hoy vuelva a estar arriba, y es maravilloso volver a ver la vista, hoy miro el paisaje con otros ojos muy distintos. He aprendido tanto…Soy tan distinto…


1000 Gracias.

 

285. Quiste de Baker.

Si, ya lo sé, buff, un quiste de Baker…has visto un montón, son todos parecidos…ya lo sé, pero este me encanta por una cosa, la forma en la que transmitía la paciente, hace que el estudio sea increíblemente plástico, anodino, quizá habitual, pero me encanta y en esta noche, la séptima ya, creo, quizá he perdido la cuenta, me acompaña Zahara con su voz sedosa y en fin, que me apetece enseñarte esta preciosidad.

Mira:

1
2
3
4

En la imagen 1 su anatomía, que es primordial y además me tiene loco perdido. El Gemelo y el Semimembranoso, profundo al Semitendinoso, que si los continuas en eje corto hacia próximal van a ser dos supermúsculos de la parte posterior del muslo. Y el cuello, del quiste que es muy bonito también.

Como el quiste era tan grande tuve que usar «Panoramic View» para poder hacer una medida y estudiar hasta donde llegaba el quiste.

La imagen 3 y 4, como son tan nítidas, puedes ver como el quiste de Baker no es un quiste de Baker simple, la pared es grosera, tiene septos y ecoestrusturas que hacen pensar que el quiste ha podido sufrir algún sangrado. Hay que descartar la formación de lesiones sólidas o polos sólido en los quistes (usando doppler), por norma general, en todos aquellos quistes que estudiemos, en otras localizaciones, por ejemplo, en la mama, en el abdomen, etc.

Hemos acabado aquí…no, claro que no, no iba a ser tan fácil. Te voy a mostrar otro quiste de Baker:

5
6
7

Compara estos dos quistes de Baker, si los miras bien son prácticamente iguales. Hay una diferencia muy importante entre tanta igualdaduno es normal, el otro es patológico. Las tres últimas imágenes, 5 a 7, corresponde a un quiste de Baker infantil, por tanto se considera un hallazgo que puede ser normal para estas edades, esta figura en a edad adulta es siempre patológica y en relación con artrosis y cambios degenerativos de la articulación.

Por tanto, en la infancia se desconoce la forma clara el mecanismo por el que se produce. Podría estar relacionado con el desarrollo de la rodilla, pero a diferencia del adulto, su presencia no refleja ningún tipo de alteración intraarticular de la rodilla.

Imágenes idénticas de figuras patológicas que en el caso de la edad infantil no revisten más importancia y solo necesitan control. La exeresis de estos quistes no elimina la posibilidad de que se reproduzcan.

Recuerdo la importancia de comprobar siempre la permeabilidad de los vasos del hueco poplíteo con este tipo de patologías, el parecido de los síntomas de un quiste de Baker roto y la TVP puede ser muy similar y sin embargo, la TVP es una patología potencialmente peligrosa. Para ello pide al paciente que suba la pierna afectada por encima de su otra pierna para poder hacer que el retorno venoso sea más evidente y poder estudiar los mencionados vasos, sobre todo, su vena, claro.

8
9

La compresión con la sonda del hueco poplíteo establece la permeabilidad de la vena poplitea. Normalidad por tanto, manda, el comportamiento de la vena, compresible, y no el uso del doppler, por eso me permito el lujo de enseñarte la técnica sin el uso del doppler color. Línea roja: Si la vena no se colapsa.

Buenas noches.


Los recuerdos son agua…

284. Fascia plantar. Rotura.

En el caso que te presento esta noche del sexto día tiene que ver con la ecografía muscular que echo tanto de menos estos días…Es un caso muy chulo que realizó Candi, si hubiera tenido un hermano y hubiera podido elegir, le hubiese elegido a el. 

El paciente acude a la sala con una petición con sospecha de fascitis plantar.

Imágenes y después comentamos este breve, pero preciso post de la planta del pie.

1
2
3
4
5
6
7

Cuando realizamos la exploración básica de la fascia plantar buscamos en la linea media de la planta del pie una estructura fibrosa que es la fascia plantar. Es una banda de tejido conectivo que se origina en la zona plantar del calcáneo y se inserta en la base de los dedos. Va por tanto de profundo a superficial, ojo a la anisotropía, tendremos que talonar la sonda y estirar bien la planta.

En la exploración podemos observar claramente que una fascitis al uso no es…La fascia plantar, inflamada o no son fibras a tensión que siguen una línea recta salvo en aquel lugar que es donde suele estar inflamada, que es en el origen, en el calcáneo. Aquí observas otra cosa, después de su origen, las fibras están caídas, no mantienen tensión, esto no corresponde con una fascitis, se documentó perfectamente los hallazgos, haciendo comparativas, midiendo, y poniendo el doppler y se avisó al radiólogo responsable.

Tras la evaluación, el galeno estimó rotura de fibras de la fascia plantar en su origen en el calcaneo, aunque no total, ya que se demuestra que algunas fibras si están insertadas.

La clave del estudio es la imagen 6. En ella puedes observar claramente ambas fascias plantares, me he ayudado de lineas que marcan normalidad y flechas amarillas que marcan claramente la deformidad de la fascia en el origen, bueno, justo después.

Después la fascia continúa correctamente buscando su inserción en la cabeza de los metas, no hay retracción de la fascia, lo que hace pensar que es una rotura parcial, no se sabe, pero presumiblemente debido a una fascitis plantar crónica y muy pasada. Está demostrada esta situación con la imagen 7. Obviamente la retracción existe en la zona de deformación, pero eso indica que es parcial y pertenece al origen de la propia fascia.

Me ha encantado este post, lo tenía bien guardado, quería sacarlo en un momento especial, estos días son especiales por muchas cosas, situaciones que la vida te plantea, que te hacen entender que hay que continuar…que también, hay veces que hay que arriesgar, que pese a que todo parece difícil, sigue uno pensando que las cosas no pasan de forma accidental y que la vida no es fácil siempre.

Quiero dedicarle el post a Candi, es un profesional como la copa de un pino, pero es que es una persona increíble, un amigo en quien poder confiar, un hermano.


Hoy estaba viendo una de mis pelis favoritas, una americanada, pero en una parte de la peli el protagonista le dice al otro personaje una de las citas más chulas que guardo…obra de un poeta ingles de primeros el siglo XIX:

«Es mejor haber amado y perdido que jamás haber amado» 

Lord Alfred Tennyson

y el personaje  le contesta al protagonista…»pruébalo…»

Buenas noches…


 

283. Pólipo vesicular. Zoom.

El pólipo vesicular es uno de los hallazgos ecográficos más comunes que tenemos en la ecografía abdominal. Para estudiar bien la vesícula debemos tener al paciente en ayunas con el fin de que la vesícula esté bien distendida, que esté plegada dificultaría notablemente la localización de este tipo de patologías.

Son estructuras redondeadas pegadas a la pared vesicular hiperecogénicas. Normalmente única, pueden aparecer en número variable lo que se conoce como una poliposis vesicular

Características semiólogicas básicas:

Los pólipos de colesterol son los más frecuentes.

Parecen masas adyacentes a la vesícula.

No presentan sombra posterior.

No se mueven al cambiar de posición al paciente.

El diagnóstico diferencial pueden ser la litiasis vesiculares, que son móviles, y que suelen dejar sombra acústica posterior.

Imágenes:

1
2
3
4
5
6
7

El estudio del pólipo tras su localización se realiza en dos proyecciones, variando al paciente de posición para ver si se mueve. Ponemos doppler, tanto color como modo angio, con el objetivo de demostrar un vaso en el interior del pólipo, que lo delataría como una estructura de aspecto maligno y debería ser valorado por el radiólogo y por el cirujano convenientemente. Por eso ajustar el doppler es muy importante en este caso también.

Medimos para hacer seguimiento de la lesión si se requiriese así. Aplicamos zoom para estudiarlo detalladamente, a mi me encantan las imágenes en este Canon. El Zoom es muy bueno y el estudio del pólipo gana muchísimo. Hablando del Zoom…

Como muy bien puedes observar el caso es bastante anodino, las imágenes te las he puesto y son la excusa para explicarte el uso del Zoom. Habitualmente es un ajuste ecográfico que no usamos en exceso, solo puntualmente, puede pixelar en exceso la imagen, como cuando hacemos una foto con nuestro móvil y la ampliamos con el gesto de nuestros dedos…pixelamos la imagen, perdemos resolución, pero lo nuevos equipos, ganan en esto también y con las sondas de baja frecuencia podemos conseguir imágenes muy bonitas de alguna ecoestructura pequeña y que nos interese medir bien, y este caso me resultó muy plástico y te lo quería explicar. Repasamos el concepto de pólipo vesicular y lo enlazamos con el uso del zoom.

Te animo que uses este ajuste o función del equipo para estudiar algunas estructuras pequeñas que desees ampliar aunque pierdas el detalle de aquellas estructuras que tenemos alrededor y que en ese caso no te resulten interesantes para esa foto que quiera documentar.

Día 5. Otra noche. Otro post. Otra canción.


Como dice Sidecars en Mundo Imperfecto…

Y todo llegará, si no le metes prisa al tiempo y aguantas lo que aguante el cuerpo, si esperas nunca habrá un momento perfecto…

Bailarle al silencio…

No hace falta relamer las heridas
No hace falta arrancarnos el pecho
Bienvenida al escuadrón suicida
Bienvenida a este mundo imperfecto.

 

283.Hemangioma atípico

Otra noche, la del día 4. Otro post en el silencio de la noche, mientras la vida ahí fuera sigue su curso, Madrid brilla al fondo, el Faro de Moncloa fija mi atención.

Quería subir algo de MSK, pero me he encontrado este caso que es muy bonito, no por el caso en sí, que es bastante simple, pero me vale para explicarte un signo ecográfico muy importante en las LOES, hepáticas o de otro tipo.

Te dejo las imágenes, estúdialas, luego las comento:

1
2
3
4
5

Los hemangiomas hepáticos son lesiones muy frecuentes en el estudio del protocolo de abdomen. Son ecoestructuras que alteran la normal ecoarquitectura del paréquima hepático. Hiperecogénicas, redondas u ovaladas, de brillo variable, menores de 3 cms. única o varias pueden parecer distribuidas aleatoriamente por el tejido hepático.

Bien, en el caso de hoy te presento un hemangioma atípico. Es hiperecogénico, pero su tamaño excede por tres el tamaño máximo de estas piezas patológicas ocupantes de espacio en el hígado. Está en torno a los 9 centímetros. Ligeramente heterogéneo este hemangioma es muy bonito porque rodea a una de las ramas de las suprahepáticas, como puedes ver en la imagen 1 y 2, en el corte axial se observa perfectamente.

El caso en si mismo no tiene gran relevancia a no ser que la sospecha fuese que la masa que sabemos que es de un hemangioma atípico fuera de otra índole, pero ¿cómo podríamos sospechar que una LOE es maligna? Bien, hay varias maneras, hoy te quiero explicar una que estas imágenes cuentan muy bien. Cuando una lesión ocupante de espacio o LOE es de sospecha maligna, se puede reconocer por la relación que mantiene con los vasos de la región que está ocupando. En este caso puedes ver perfectamente que la LOE está coexistiendo perfectamente con la rama de la suprahepática a la que está envolviendo, abrazando, pero sin desplazarla, sin agredirla, sin infiltrarla, es decir, la está respetando. Le permite el normal flujo de la sangre a través de ella (imagen 3), no la ocluye ni la tapona y la pared del vaso está respetada. Por tanto, esta lesión que por su tamaño y aspecto podría ser sospechosa (imagen 4 y 5), se torna amable al ver que respeta al vaso que toca.

Podemos concluir, de modo general, que aquellas LOES que no respeten los vasos locoregionales en el modo antes mencionado, pueden aumentar el grado de sospecha de malignidad para el radiólogo, por eso es muy importante que estemos siempre muy atentos a estas relaciones anatómicas y las documentemos siempre muy detalladamente.


El deseo salta muros al revés…

El día que el presente ya sea historia
Y las aguas se nos calmen de una vez
Entenderás en mis silencios tantas cosas
Las que ahora escribo cuando no me ves

282. Siringocele de la Glándula de Cowper + Malformación Linfo-Vascular

Hacía mucho que no me encontraba un caso tan bonito, no me acordaba que lo tenía y he querido subirlo…Hacía mucho que no me acordaba de los testes, aunque es más bien escrotal lo que nos ocupa hoy. El caso es que esta anatomía también se merece su espacio en el Blog. Vienes?

En el caso que te presento esta noche, día 3, vamos a revisar una caso doble en un paciente varón de unos 30 años en el contexto de una ecografía de escroto. El paciente viene con el volante de su médico de familia, a valorar molestias testiculares sin disfunción erectil asociada, que no sea dolor al mantener una erección.

Habitualmente no se explora el pene en la ecografía de escroto, pero en este caso, por las cosas que me contaba el paciente, exploramos ambas regiones encontrando patología a esos dos niveles y que te paso a contar para que lo leas allí donde llegue este post, gracias por leerme.

En la exploración, ambos testículos y epidídimos son de características ecográficas normales. Tiene un quiste milimétrico en cabeza del epidídimo derecho.
Se identifica coincidiendo con el cordón palpable en línea media de la bolsa escrotal, a nivel subcutáneo, imagen tubular de 37 x 5mm, serpinginosa de aspecto quístico con ecos en su interior que podría corresponder a malformación linfo-vascular sin poder descartar trombosis de vena superficial del escroto (mondor escrotal). El diagnóstico final fue la malformación linfo vascular

Repasa conmigo la anatomía en la imagen 1, te señalo el hallazgo que me llamó la atención. En la imagen 2 y 3 hay varicocele. De la 4 a la 7 el estudio dirigido al vaso central, hipoecogénico y serpenteante correspondiente a la malformación, básicamente deducido por su ausencia total de vascularización tanto en el doppler color como en el doppler power o modo angio.

Imágenes Malformación linfática:

1
2
3
4
5
6
7

Al seguir la exploración y donde el paciente me dice que nota una molestia, sobre todo al mantener las erecciones, se identifica, en la localización en el cuerpo esponjoso a nivel de la raíz del pene y ventral a la uretra (imagen 8 y 9, longitudinal y axial respectivamente) una imagen bilobulada de aspecto quístico de 27x5mm que podría estar en relación con siringocele de la glándula de Cowper.

De difícil acceso por la profundidad en la raíz del pene y la lesión, se evalúa consecuentemente todo el pene en cortes longitudinales y axiales.

Se recomienda valoración por urología donde el paciente es atendido y diagnosticado de la sospecha que figuraba en el informe radiológico de la Dra.

Las glándulas de Cowper, más científicamente se conocen como glándulas bulbouretrales. Son exocrinas, su función es facilitar la eyaculación lubricando, durante la excitación masculina. Homólogas a las glándulas vestibulares mayores de la mujer. Te dejo enlazadas ambas glándulas por si quieres algo más de información.

Imágenes Siringocele de la glándula de Cowper:

8
9
10
11

Quizá te preguntes que es un siringocele. Te lo explico, mira: El siringocele (enlace) es una deformidad rara que habitualmente no provoca síntomas. Puede ser congénita o adquirida, dividida en tres tipos: simple, imperforado, perforado o roto. Puede ocasionar molestias y dificultad para el sondaje.

Gracias por vuestro comentarios, últimamente llegan muchos, no puedo contestar a todos, son días de mucho stress, pero seguimos aquí, ahora más que nunca. Se agradece el calorcito de las palabras que alientan a seguir, ahora que se aproxima el cuarto año del nacimiento del blog, que coincidirá con los 300 post, más o menos.