249. Atrofia grasa de los Rectos Abdominales.

Después de la semana pasada que no hubo post, pasamos el fin de semana de curso entre Madrid e Italia, pero esta madrugada os presento un caso que me ha llamado muchísimo la atención esta semana y me encantó por su plasticidad. A veces, no todo es lo que parece…

El paciente acude a la cita con una petición de su médico generalista por un dudosa tumoración en mesogastrio izquierdo.

Dirigí el estudio a la pared abdominal y a los rectos anteriores. En este caso es muy importante conocer la anatomía regional. Os la enlazo para que la puedas estudiar, pero en resumidas cuentas debemos tener claro que esta musculatura abdominal anterior tiene 3 bloques bilaterales que ocupan epigastrio y mesogastrio y por debajo de la región umbilical otro bloque muscular que termina en la sínfisis púbica.

Durante la exploración se valoró la región de sospecha en mesogastrio izquierdo observando normalidad ecográfica, por contra, su lado contralateral me sorprendió presentándose como una estructura muscular anómala, hiperecogénica, atrófica con respecto al lado izquierdo.

Te explico con imágenes y de proximal a distal y comparando ambos lados para que tu puedas valorar, te enseño las imágenes y luego hacemos una conclusión.

1. Anatomía ecográfica
2. Epigastrio.
3. Mesogastrio.
4.Hipogastrio.
5
6
7

La imagen 1 es la ecografía anatómica que buscamos, los rectos anteriores a ambos lados de la imagen simétricos de aspecto hipoecogénico.

De la imagen 2 a 5 puedes ver los cuatro paquetes musculares pares que conforman la cara anterior del abdomen, lo que todos identificamos en esos cuerpos esculturales como la “tableta de chocolate”. Cuando lo ecografiamos son igual de “sexys” si me permites la expresión, porque son muy bonitos, al ser simétricos su estudio es muy agradecido.

En la imagen 2 podemos ver el primer grupo muscular de los rectos abdominales donde ya observas como el lado derecho es ligeramente más pequeño que su lado izquierdo aunque la ecogenicidad es idéntica.

En la imagen 3, segundo grupo muscular, puedes ver como el lado izquierdo es normal y el derecho está completamente atrófico tanto ecográficamente, como visualmente, como al tacto, por tanto, la sospecha del médico no era más que la normalidad en el lado izquierdo y el aspecto atrófico del lado derecho.

En la imagen 4, correspondiente con el tercer grupo muscular, ambos músculos tienen semiología ecográfica similar a excepción de su tamaño, que es reducido en el lado derecho…

El último grupo muscular, imagen 5, alargado y que termina por insertar en la sínfisis púbica, es de aspecto rigurosamente normal, ecográficamente isoecogénico y simétrico de tamaño.

La imagen 6 y 7 es el detalle del segundo grupo muscular de los rectos anteriores para que observes las diferencias entre ambos y puedas valorar ambas semiologías.

En esta ocasión, lo destacable es que la normalidad era lo que a la palpación era sospechoso y que el lado derecho, que parecía normal a la exploración, era el patológico ecográficamente. Llama la atención como todo el grupo muscular derecho está disminuido de tamaño a expensas de una atrofia en el vientre del músculo, que se hace muy evidente en el segundo grupo muscular.


Si quieres adquirir el libro Eco Fácil de la Editorial Marbán escrito por mi, te enlazo aquí.

Contenido del libro para que lo puedas ojear si lo deseas.

Puedes visitar marbanlibros.com para más info.


Ya está disponible con inscripciones abiertas el Nivel 2 del curso de Ecografía para TSIDyMN que hacemos de la mano de Setss. Toda la info e inscripción, aquí:

Curso teorico práctico de Ecografía. Nivel II


La respuesta siempre será así…no hay alternativa…si la hubiera no me gustaría…(La Mujer de Verde, Izal)

243. Quiste del Uraco

Este breve post de domingo por la noche para contarte con dos fotos una anomalía que es poco frecuente, pero que a lo largo de tu vida profesional junto a la eco puede ser que te encuentres, aunque cuando hayas leído el nombre del Post no te haya sonado en absoluto…no te preocupes, sígueme que te cuento:

En el estudio abdominal o renovesical, es decir, en muchos estudios, uno de las maniobras que realizamos es la de recorrer la Línea Alba, buscando cosas, nos podemos encontrar adenopatías retroperitoneales, aneurismas de aorta, yo me he encontrado algún tumor GIST, tumores ováricos y también podemos ver anomalías del Uraco.

El Uraco es un ligamento de la circulación cuando estamos en el vientre de nuestra madre. Al nacer debe cerrarse, si no se cierra puede dar dos variantes básicas:

  1. Uraco permeable:
  2. Quiste del Uraco:

Nos quedamos con el número 2 y te lo presento en imágenes…mira:

La paciente acude por molestias abdominales, la prueba discurre normalmente, pero al pasar en línea media antes de llegar a la vejiga, una imagen pequeña, ovalada, medial, anecoica ocupa la parte superior de la vejiga. Se demuestra en la primera imagen, se corrobora con la imagen 2, o corte longitudinal donde se demuestra clarísimamente su situación anatómica con respecto a la vejiga y a los tejidos circundantes.

El doppler no aportó información adicional, la radióloga informó “Quiste del Uraco”. Estoy seguro que si alguna vez lo ves, te vas a acordar de este Post…

Para este estudio te recomiendo encarecidamente frecuencias altas en el ancho de banda de tu sonda, si puedes llegar a usar la lineal, hazlo.

Esta figura patológica no es habitual, suele ser asintomática y puede descubrirse cuando dan complicaciones de distinta índole, infecciosa, hemorrágica, etc. Su tratamiento suele ser quirúrgico, será en un segundo tiempo si primero requiere otro como el antibiótico en caso de infección. Me encanta este artículo que lo describe muy fácil, haz click aquí.


Si quieres adquirir el libro Eco Fácil de la Editorial Marbán escrito por mi, te enlazo aquí.

Contenido del libro para que lo puedas ojear si lo deseas.

Puedes visitar marbanlibros.com para más info.


Segunda edición del Curso Nacional de Ecografía. Info:

Abiertas las inscripciones.

Curso teorico práctico de Ecografía. Nivel I – 2ª Edición


Me gustaría estar junto al Mediterráneo en una cálida tarde y disfrutar de ti, mi Verano…Arena y Sal (Supersubmarina)

242. La Vesícula, Adenomiomatosis y Gorro Frigio

Llevaba un tiempo alejado del Blog, el Curso de Ecografía celebrado en Getafe junto a SETSS, me ha robado horas de sueño, horas de poder sentarme aquí a contarte cosas y lo más importante, horas de juegos con él, pero me ha proporcionado una de las experiencias más bonitas de mi vida laboral en la ecografía, junto al equipazo de TSIDs con los que tengo la oportunidad de compartir esta aventura, María Jo, Victoria, María, Alejandro y Candi…imposible sin vosotros.

Voy a intentar recuperar el tiempo perdido durante estos días, y te traigo un post que tenía en el tintero, pero no llegaba el caso que me gustase y hace unas semanas se presentó una mujer de más de cuarenta para realización de una eco de abdomen para control de Adenomiomatosis Vesicular.

La paciente presentaba una vesícula muy normal, pero escondía tesoros, dos concretamente. Tras un aspecto sacular y anecoico, con una transmisión de sonido muy bonita, se presentaban dos aspectos ecográficos, primero te enseño las imágenes y luego te explico, ¿quieres?…

1
2. Gorro Frigio
3
4. Sonda lineal
5. Doppler

En la imagen 1 la ecoestructura era absolutamente normal, sacular, alargada y anecoica en longitudinal, pero en la imagen 2 se presenta una estructura en una forma anómala, variante de la normalidad, que en ecografía se denomina “vesícula en gorro frigio”, su aspecto recuerda a este tipo de gorros de forma cónica con punta curvada que históricamente han acompañado a la humanidad en multitud de situaciones, te dejo el enlace (cultura general) por si te apetece leer un poco…es curioso.

Sumado a esta peculiar presentación encontramos que en la curvatura sacular, en el fundus de la vesícula, “en la punta” que se objetiva en la imagen 2, percibí como si la pared en ese punto estuviera ligeramente engrosada, pero no terminaba de verlo como yo quería así que cambié la sonda, de cónvex a lineal, adapté los parámetros o ajustes ecográficos y la imagen de la pantalla era preciosa, se veía la imagen sacular, muy definida, gracias a la alta frecuencia de la sonda lineal, con una definición muy importante que me permitió documentar como en la pared de la vesícula, imagen 4, existía engrosamiento mural. Se usa el cónvex virtual o trapezoidal, como ajuste que permite ampliar el scan range de la pantalla con el uso de la sonda lineal.

Dicho engrosamiento, una vez revisada la historia clínica estaba descrito como adenomiomatosis, y ecográficamente era un engrosamiento mural, parcial (solo era en una porción de la vesícula), hiperecogénico y homogéneo, perfectamente visible en la imagen 4, señalada con una flecha amarilla fina.

En el doppler (imagen 5) no había actividad, pero esto hay que comprobarlo siempre ya que en ocasiones, la literatura habla de actividad vascular del engrosamiento mural. Además podemos encontrar sendos artefactos ecográficos, como el aliasing y la cola de cometa, provocados por estos focos adenomiomatosos, que en este caso específico, no se objetivaron, una pena…la verdad.

Si la paciente no hubiera estado diagnosticada, el hallazgo es compatible con otra patologías como puede ser el barro biliar, algún tipo de neoplasia vesicular o la colecistitis, por eso ante este tipo de semiologías no compatibles con la normalidad, siempre consultamos con la radióloga para que decida sobre ampliaciones de estudio con posibles alternativas de estudios de imagen, como puede ser la Colangio RM. Esta patología puede ser asintomática. También puede presentarse con otras figuras patológicas como las colelitiasis.


Si quieres adquirir el libro Eco Fácil de la Editorial Marbán escrito por mi, te enlazo aquí.

Contenido del libro para que lo puedas ojear si lo deseas.

Puedes visitar marbanlibros.com para más info.


Segunda edición del Curso Nacional de Ecografía. Info:

Abiertas las inscripciones.

Curso teorico práctico de Ecografía. Nivel I – 2ª Edición

TRABAJA mientras otros duermen, ESTUDIA mientras otros se divierten, PERSISTE mientras otros descansan, y luego VIVIRÁS lo que otros SÓLO SUEÑAN…(Verdad verdadera)…Buena madrugada.

234. Quiste ovárico ¿Hemorrágico?

Cuando hacemos una eco de abdomen debemos incluir en la parte final de la misma la exploración de la pelvis, tanto la parte urológica como la ginecológica, en las mujeres, ambas. En el caso que te presento hoy en este breve post, es el de una mujer que ronda la treintena y que acude por epigastralgia.

El estudio transcurre normalmente, pero al llegar a la pelvis y nada más llegar observo una imagen que me llama la atención en el teórico lugar del anejo izquierdo. Estudio la vejiga, que no tiene ningún hallazgo significativo, con una media repleción y acto seguido me centro en el útero y los ovarios.

Este protocolo de exploración lo tienes detallado en post anteriores, te dejo el índice del blog para que puedas consultarlo, es el Post 59. Te dejo una imagen de normalidad como base para el caso de hoy:

1

Corte sagital medio de la pelvis femenina con detalle de la anatomía básica de la ecoarquitectura a este nivel.

Pasamos a la imágenes:

2

En la imagen 2, mismo corte de la imagen 1 ya me llama poderosamente la atención la cantidad de líquido que encontré en el  fondo del Saco de Douglas, que puede ser normal según el periodo del ciclo en el que se encuentre la mujer, acto seguido realicé corte axial, con este resultado:

3

En este corte transverso llama la atención una imagen redondeada hacia el lado izquierdo del útero, de gran tamaño respecto del lado derecho. Es heterogénea y tiene densidad quística y contenido ecogénico, no se sabe su etiología.

En la imagen 4 y 5 te detallo anatomía con y sin referencias para que te ubiques bien y veas todo con detalle, mira:

4
5

La anatomía imagen ecográfica que acabas de observar revela un ovario derecho con sus fóliculos anecoicos, normales. En cambio, el ovario izquierdo, o en su teórica ubicación existe una estructura como la que te he comentado anteriormente, de aspecto quístico con contenido y además como muy bien puedes observar, con septos en el interior de la lesión.

Fuera de la lesión, a su alrededor, observamos líquido, a valorar por el radiólogo.

El endometrio se ve aumentado de tamaño tanto en transverso como en longitudinal, parece en fase secretora.

Con estos hallazgos, compruebo normalidad de OD con el volumen, dentro del protocolo habitual, con esta imagen 6 que ves ahora mismo:

6

Vamos al ovario izquierdo:

7

En la imagen 7 ves la lesión que te he contado antes, circunscrita y medida, se demuestra que pertenece al ovario izquierdo, con un folículo diminuto y anecoico, que puedes verlo señalado por la flecha amarilla y hueca y dentro de esta estructura, la lesión, de aspecto quístico con contenido ecogénico.

8

En la imagen 8, medidas y volumen del quiste, que solo él, es siete veces mayor que ovario derecho.

Después el doppler, en la imagen 9, como siempre:

9

El doppler no revela nada especial. Una vez bien documentado el hallazgo consulto con el radiólogo, le enseño toda la exploración y emite un informe con sospecha de folículo quístico que habría sangrado y en el contexto del periodo menstrual, pero deriva a la paciente para que sea valorada en la consulta de ginecología.

El contenido ecogénico, los septos y la heterogenicidad de la lesión hace que su diagnóstico diferencial sea amplio, desde un quiste que haya sangrado a otro tipo de lesiones como teratomas, etc. Si fuese simplemente un quiste funcional debería resolverse en un par de ciclos, pero requiere seguimiento, en estas ocasiones el acceso transvaginal suele ser más efectivo, por eso la paciente es derivada.

En este caso la paciente no venía por dolor en esa localización, con lo cual sería más raro patologías como embarazos ectópicos rotos, quiste hemorrágico roto, pero que habrá que valorar siempre clínicamente por el especialista.

Nosotros siempre muy atentos a la normalidad para poder detectar cualquier cambio llamativo, líquido en el fondo de saco de douglas y otras, siempre documentado y protocolizado, ante la más mínima duda, consultar al radiólogo responsable.

Ojo con la preparación, la vejiga debe estar replecionada suficientemente para poder usarla como ventana acústica, los ovarios con acceso abdominal son difíciles de estudiar si no hay una buena preparación, en ocasiones, incluso haciéndola.


150. Índice del blog.


Seguimos, en un camino que parece interminable, ascendiendo hacia una cima que parece inalcanzable y rodeado de una cegadora tormenta de silencio y soledad…seguimos esperando el veredicto final.

223. Endometriosis

Tenía este caso guardado, hacía tiempo que quería subirlo, es el Post 223, pero este fin de semana es especial, es su momento.

Paciente mujer de 35 años diagnosticada de endometriosis ovárica. La paciente había tenido un parto por cesárea, desde hace tiempo tenía molestias a nivel de la cicatriz, últimamente más intensas y que eran más evidentes con los periodos menstruales.

Acude al médico por que hace unas semanas presenta un bultoma, en la región cicatricial, que aumenta sensiblemente de tamaño coincidiendo con la regla.

La exploración se lleva a cabo mediante una prestación de ecografía de partes blandas y se ejecuta con una sonda línea de alta frecuencia con preseteado de ecografía articular.

En cuanto la paciente me indicó su zona de dolor y pude el transductor observé una imagen mal definida que ocupaba la porción inferior del músculo recto abdominal derecho (coincidiendo con foco doloroso), se visualiza una lesión de ecogenicidad heterogénea (predominio hipoecogénico) con bordes irregulares de aproximadamente 2,5 cms en su eje más largo.

En este estudio, el estudio (perdón por la redundancia) contralateral no afectado es muy importante, diría yo, que una vez hecho el primer contacto con la lesión, lo primero es ir a comprobar la semiología del músculo y su ecoarquitectura normal. Encontramos en la zona contralateral sana un músculo de aspecto en “cielo estrellado”(punteado sobre fondo hiperecogénico) en el corte transverso y en forma de “penacho”(fibras alargadas hiperecogénicas sobre el fondo hipoecogénico de músculo) en longitudinal.

Globalmente la musculatura, en este caso es evidente, el músculo es una estructura hipoecogénica que cuando se contrae certifica esta semiología ya que cuando el músculo hace una contracción, su hipoecogenicidad aumenta. Puedes compararlo en cualquier músculo que tenga la capacidad de realizar una contracción isométrica que puedas provocar para estudiarlo con ecografía.

Una vez que tuve controlado el aspecto normal de músculo en la misma localización donde la paciente tenía el bulto, me dirigí a la región del bultoma y estudié la lesión, descrita con anterioridad, siguiendo el protocolo de actuación en caso de neoformaciones, control, medidas, doppler color y power y finalmente comparativa.
Semiológicamente es evidente una desestructura en el vientre muscular de recto anterior, que borra el aspecto normal del músculo y lo aumenta de tamaño aumentado su hipoecogenicidad. Los bordes son irregulares y de márgenes mal definidos.

1. Lesión
2. Lesión corte longitudinal
3. Medidas

 

4. Medidas

El estudio doppler arroja el hallazgo de un vaso importante que está alcanzando y nutriendo la región afectada. Puedes observar como es un vaso de alto flujo y de buen tamaño. No pude demostrar vascularización perimetral de la lesión.

5 Vascularización doppler color
6. Doppler power

La imagen final demuestra una visión panorámica de los rectos abdominales inferiores demostrando los hallazgos que te he ido explicando durante el post. En este caso me hizo falta utilizar una función del ecógrafo muy útil que es la “función dual”, donde he dividido a pantalla en dos y he podido comparar en una misma imagen tanto a normalidad como la zona patológica, con un considerable aumento de la resolución de la imagen y un aumento en la calidad global de esta tanto en corte transverso como en longitudinal. Esta función dual permite el estudio comparativo con doppler. Muy útil, aunque el almacenamiento masivo de imagen en el pacs hace que esta función haya caído paulatinamente en desuso.

7. Panoramic View
8. Comparativa eje corto
9. Comparativa eje largo

Estos hallazgos dado el contexto clínico sugieren foco de endometriosis. En este caso eran focos o implantes de endometriosis que tras la cirugía pudieron quedar diseminados por el tejido muscular.


150. Índice.


Hoy.

221. La Vejiga. Preparación.

En este Post os voy a contar una situación real, de las que vivimos a diario, pero que explica perfectamente lo importante de las preparaciones de los pacientes, cuestión que en el día a día, sufrimos, quienes nos dedicamos a esto de la ecografía. Por motivos que no entenderé muy bien, la mayoría de las veces los pacientes, por un motivo u otro casi nunca viene bien preparados, sobre todo, si el estudio es reno-vesical.

Bien, el paciente de hoy es un paciente tipo, hombre, de mediana edad, fumador. Acude por molestias abdominales relacionadas con la digestión, no refiere sintomatología de origen urológico. El volante no indicaba su condición de fumador, hablando con el paciente me confirma que lo es, me gusta preguntar, sobre todo en estas edades, si lo son. Respondió afirmativamente, fue al principio de la prueba. Después la prueba siguió el transcurso habitual hasta el final.

Al final del estudio llegué a la imagen de una vejiga sin repleción que me servía para realizar medida de la próstata, pero cuando estaba revisando el órgano en cuestión me dió mala espina una casi inapreciable alteración de la pared de la vejiga, podía ser perfectamente un defecto de la pared al no estar la vejiga replecionada, pero le pedí rellenar la vejiga, y cuando el paciente me avisó que tenía ganas de orinar, le volví a pasar y encontré lo que os comento a continuación.

1

La imagen 2,3,4 y 5 demuestran una lesión de pared vesical, ovalada, hiperecogénica, muy pequeña, con un calcio en su interior (flecha amarilla), pequeña para poder demostrar vascularización, sospecha en el informe de tumor maligno de vejiga, el paciente entra en circuito de neoplasia precoz. A las pocas semanas fue operado, no hizo falta quitarle la vejiga. La detección fue en este caso, vital.

En este tipo de lesiones, si conseguimos demostrar vascularización, es diagnóstico confirmado de Urotelioma.

Observa como cambia todo entre la imagen 1 y 2, marcando la flecha amarilla el mismo lugar y la variación sustancial de como se ve una lesión en una vejiga distendida y en otra que no lo está, ojo que estas situaciones son cotidianas y el paciente puede ser asintomático.

2
3
4
5

El resumen, hay que estudiar la vejiga en el protocolo de abdomen y ésta debe estar debidamente preparada, y que si no lo estuviera debemos replecionarla ya que es un hecho, y este caso de hoy lo demuestra, si no vemos la vejiga, debemos replecionarla para valorarla correctamente. Para rellenar vejiga debemos pedirle al paciente que ingiera líquido en cantidad abundante y nos debe avisar cuando tenga sensación de orinar.


150. Índice.


Happy day, Vegan.

218. Protocolo básico Ecografía Doppler Renal.

Os dejo un protocolo que me habéis pedido muchísimas veces, está desmenuzado y explicado perfectmente por Alejandro Soriano Valencia, TSID, colaborador del Blog, profesional como la copa de un pino y además una buenísima persona, siempre una suerte contar con él. Vamos…

Hola a todos, es un placer para mí estar de vuelta en este maravilloso blog acompañado
de mi gran colega y amigo Antonio.

En esta ocasión trataremos otro protocolo Doppler, os hablaré del Doppler renal. Es un
protocolo muy fácil de seguir, aunque para seros sinceros será de los más complicado de
realizar, sobre todo las primeras veces que lo hagáis.

Para este estudio tenemos que tener en cuenta:

1. Usaremos transductores de baja frecuencia. Por lo general con unos 4Mh podremos
hacer el estudio sin ningún problema.

2. Será suficiente 1 foco.

3. El paciente lo colocaremos en decúbito supino / decúbito lateral y con los brazos
hacia la cabeza, igual que realizaríamos un protocolo de abdomen.

El orden será el siguiente:

Primero haremos una valoración renal en escala de grises. Tendremos que observar que
ambos riñones mantengan las características ecográficas normales (tamaño renal, buena
diferenciación corticomedular, grosor parenquimatoso conservado, ausencia de masas,
litiasis y dilatación del sistema excretor).

1. Estudio renal en escala de grises
2. Estudio renal en escala de grises. Medidas.

Después estudiaremos el flujo intrarrenal distal (arterias arcuatas). Cuanto más distal
estudiemos estos flujos, mejor aseguraremos que no hay ninguna estenosis arterial.
Tendremos que obtener al menos un flujo de cada tercio del riñón.

Cuanto más estable sean la apneas, más fácil os resultara conseguir un buen flujo, por
tanto os aconsejo que si veis paciente fatigado, que lo dejéis recuperarse y que respire
a su ritmo para que después pueda mantener lo máximo posible dichas apneas.

2. Arteria arcuata tercio medio renal derecho.

Una vez hayamos valorado cada tercio del riñón, nos toca estudiar la arteria renal
principal. Siempre que nos sea posible lo haremos lo más próximo a su salida en la
arteria aorta abdominal.
En caso de que no podamos, al menos, debemos sacar su flujo en el hilio renal.

Estos flujos los sacaremos con Doppler pulsado y siempre ayudándonos del Doppler
color.

Por último, tendremos que observar la perfusión renal con Power Doppler.

3. Arteria renal principal hilio renal derecho.

 

4. Perfusión renal derecha.

Los valores que tenemos como referencia son:

• IR entre 0,55 y 0,70.
• Velocidad pico sistólica inferior a 100 cm/seg.
• Índice de aceleración mayor a 3 m/seg.

También tenemos que tener en cuenta, quizás sea más importante que estos valores, que
los flujos que obtenemos sean de baja resistencia con curvas conservada.

Si observamos que la curva se aplana por más que intentamos sacar una y otra vez un
flujo normal, nos tienen que saltar todas las alarmas ya que estamos ante un patrón
tardus-parvus, producido muy seguramente por una estenosis arterial que no estamos
viendo ecográficamente.

Y hasta aquí nuestro protocolo, como ya sabéis toca tener mucha paciencia, pero lo más
importante es que con la práctica cada vez os resultará más sencillo.


150. Índice.


Ya no depende de mi…

211. La Vesícula.

Una de las regiones más estudiadas en la ecografía abdominal es la vesícula. En ella se concentra patología importante. Como te he contado siempre, lo importante es reconocer la semiología normal de la ecoestructura para poder saber si los cambios en la ecoarquitectura de la zona a estudio podrían ser considerandos como patológicos.

Lo primero, conocer la anatomía, no siempre se ve así de bonita…y el cuello es esencial buscarlo siempre, puede haber piedras impactadas ahí, en ocasiones de pequeño tamaño, lo que hace que tengamos que ser concienzudas.

Anatomía

En esta serie de microposts que inicié ayer, vamos a ver la diferencia entre una vesícula normal (1), con barro (2 y 3) y con colelitiasis (4). Mira…

1

En esta primera imagen observas la normalidad de la vesícula biliar, donde puedes ver una ecoarquitectura sacular, anecoica, de paredes finas, con una excelente capacidad de transmitir el sonido. Las ayunas hacen que la vesícula se vea repleccionada.

2

En este imagen ves una vesícula estudiada en longitudinal, con abordaje transcostal, muy similar a la imagen número 1, pero completamente distinta. En esta ocasión ves una vesícula heterogénea y ecogénica con diferentes ecogenicidades internas que corresponden a las diferentes densidades que presenta el líquido dentro de la ecoestructura. Es la típica manera en la que encontramos las vesículas con barro y sin litiasis.

Podemos encontrarnos niveles hidro-hidro, donde podemos ver, el contenido biliar normal, anecoico como en la imagen 1, con barro, cuya ecogenicidad correspondería con la imagen 2 y tendrías la imagen 3.

3
4

Finalmente, la imagen 4, donde encontramos una vesícula sin barro biliar y con una gran colelitiasis que provoca una evidente sombra acústica posterior. La vesícula es anecoica, sin presencia de barro, el paciente puede ser completamente asintomático y no saber que esa ecoestructura, redondeada, hiperecogénica causante de sombra acústica posterior y móvil, que así suelen ser las colelitiasis, se alberga en el interior de su vesícula. Las colelitiasis suelen ser variable en número, tamaño e incluso forma.

En ocasiones, barro y piedras, pueden coexistir en el contexto de patologías en esta región. Puedes verlo en la imagen 5 con la semiología ya descrita anterioremnte.

5

Finalmente, atentos siempre a situaciones de semiología anómala, no conocida o extraña como la de la imagen 6, donde podemos ver afectación tumoral de la vesícula y donde vemos signos ecográficos muy llamativos, como puede ser la heterogenicidad y la deformidad de la ecoestructura, donde vemos como el fundus vesicular se ve desesctruturado, como con microcalcificaciones y áreas de mala transmisión de sonido…la otra parte de la vesícula anecoica, normal.

6

150. Índice.


 

No puedo acompañarte,Verano, pero siempre pienso en ti…

 

 

204. Quiste de Nuck.

La exploración de la región inguinal va dirigida normalmente a la confirmación ante sospecha de hernia en esa localización. Aquí ya hemos visto muchas hernia inguinales, hay varios post dedicados a esta patología, sabemos que la hernia puede tener contenido graso y en casos más importantes esa hernia puede contener asas de intestino.

En muy pocas ocasiones, vamos a encontrar el caso que os traigo hoy, pero hay que saber para reconocer esta patología y por eso os la comento en este breve post de primeros de Julio.

Acude a la sección de ecografía del Servicio de Radiología del Hospital una mujer de 60 años que presenta un bulto en la región inguinal derecha no doloroso, tras la exploración de su médico de cabecera es enviada para realización de ecografía de partes blandas de la región inguinal derecha con sospecha de hernia inguinal.

Tumbamos a la paciente en decúbito supino y exploramos de región inguinal derecha con técnica habitual, sonda lineal de alta frecuencia y ajuste apropiado de los parámetros técnicos.

Al ser mujer la ecoestructura de referencia para el estudio de la región inguinal varía respecto del hombre. En el hombre siempre es bueno localizar el canal inguinal, partiendo desde el testículo, localizamos el paquete vasculonervioso que desfila por el trayecto del canal y lo seguimos hacia craneal, con el ejercicio de Valsalva veremos si por ese canal se mete grasa o intestino. Bien, en la mujer es algo diferente, este canal no es evidente ecográficamente, nos valdremos en esta ocasión de los grandes vasos femorales y estudiaremos la región que parte desde esta localización y que desciende por la ingle hacia los labios mayores de la vulva.

En el caso que te traigo hoy no hizo falta buscar mucho, nada más poner la zona en corte transverso en la región inguinal derecha, cerca de los labios mayores, la paciente tenía una masa blanda, ligeramente dolorosa durante la exploración que había aumentado ligeramente tiempo atrás y que ecográficamente tenía un aspecto anecoico,imagen 1, de paredes finas, más grande en su eje lateral que en el eje antero posterior y que se deformaba con la ligera presión del transductor y que no modificaba su ecoestructura con la maniobra de Valsalva.

En cuanto localicé este hallazgo realicé corte transverso (imagen 2) y longitudinal (imagen 1), con medidas y estudio en modo doppler para ver vascularización (imagen 3, flecha amarilla), seguidamente, era muy importante asegurar algunas referencias locoregionales como los grandes vasos femorales, siempre debemos documentar esta coexistencia y buscar un cuello que puedes observar con las dos flechas rojas de la imagen 1 y que la ecoestructura marca perfectamente al ser anecoica.

Aunque no muchas, ya había visto alguna vez esta entidad y sabía que era un Quiste de Nuck, pero necesitaba buscar los hallazgos anatómico ecográficos previamente comentados, como la localización junto a los grandes vasos y el cuello, para poder presentarlo a la radióloga para que realizase el informe, que corroboró lo que pensaba, lo cual no tiene relevancia alguna. Esta patología puede ser conocida también como Hidrocele de Nuck.

1
2
3

Tiene que ver con la existencia del proceso vaginal existente durante nuestra vida fetal y que debe cerrarse después del nacimiento tanto en niños como en niñas, si este proceso no se oblitera puede dar patología típica, como criptorquidia, diferentes entidades herniarias, quistes de cordón…Este proceso vaginal debe cerrarse, como ya he comentado cortando la comunicación entre el escroto o labios mayores y la cavidad peritoneal, es decir, debe cerrar el canal inguinal en niños y el conducto de Nuck en la niñas, los testes usan este canal para descender a la bolsa escrotal, en la niñas se localiza el ligamento redondo.


Índice del Blog con todo el contenido. Solo entra y haz click en el post que desees.


“Un pájaro posado en un árbol nunca tiene miedo de que la rama se rompa, porque su confianza no está en la rama sino en sus propias alas. Cree siempre en ti”

 

59. Protocolo de Abdomen. El Útero y los Ovarios.

Bien, con este post terminamos el protocolo de Abdomen, muchos Post y llegamos a final con el estudio de la pelvis femenina. Lo primero que hay que decir que este es el estudio abdominal de esta región, normalmente, útero u ovarios deben estudiarse con ecografía transvaginal. Pero para completar el protocolo, igual que con la Próstata vamos a estudiar Útero y Ovarios.

Anatómicamente:

Los ovarios tienen forma elíptica. Diámetro mayor de unos 3,5 cm y 1,5 cm. de espesor.

Las dos trompas de falopio discurren lateralmente desde el útero y  miden entre 7 y 12 cm.

El útero es un órgano hueco. Está constituido por una capa muscular o miometrio y otra capa mucosa o endometrio.

Está situado entre la vejiga Anteriormente y el colon recto sigmoideo posteriormente.

La Técnica:

Sonda sectorial de 3 a 5 Mhz.

Vejiga llena distendida, para utilizar la ventana acústica que proporciona para visualizar los órganos pélvicos.

La sobredistensión puede distorsionar la anatomía por compresión.

El estudio de las estructuras se realizarán en los planos tanto  axial como en longitudinal.

Es muy complicada la exploración uterina y ovárica por la anatomía de cada paciente, gas intestinal que pueda ocultar los ovarios, etc.

Aprovechando la vejiga repleccionada hacemos cortes axiales (rojo) y longitudinales (amarillo). No me atrevo ni a poner unas pautas de búsqueda como en la Próstata.

No siempre se mide el Útero, pero si es recomendable los Ovarios, en niñas, con volumen.

Transverso.
Longitudinal.
Ovario. Medidas.
Saco de Douglas con líquido. Anecoico en profundidad al útero.

En ocasiones podemos ver el Fondo de saco de Douglas con líquido y eso debe ser valorado por el radiólogo/a.

Valoración órganos:

  1. Si la mujer es fértil o menopaúsica y en el primer caso en que fase del ciclo se encuentra.  Es muy importante saber esto.
  1. Posición global. Puede ser importante hacia donde se inclina el útero; anteroversión y retroversión.
  1. Tamaño.
  2. Ecogenicidad y grosor del complejo endometrial. Dependiendo del ciclo menstrual; en fase proliferativa  el endometrio tiene un aspecto uniforme hiperecogénico con un grosor de 8 mm. En la fase secretora continua engrosado hasta los 15 mm. o  más  y con una hiperecogenicidad uniforme.
  1. Ecogenicidad Miometrial.
  2. Tratamientos hormonales.
  3. En mujeres fértiles, los ovarios son ovoides, hipoecogénicos, y con un halo hiperecogénico. Desarrollan folículos por lo que el ovario varia en los ciclos menstruales.
  4. En el periodo posmenopáusico los ovarios se atrofian, aunque en un 20% de pacientes se observan folículos.
  5. El útero premenstrual es pequeño. El cervix es mayor que el cuerpo y el fundus.El útero postmenopaúsico involuciona progresivamente. Regresa a un tamaño premenstrual; sólo que el cuerpo y el fundus es mayor que el cervix.El endometrio en mujeres fértiles aparece como una línea ecogénica que aumenta de grosor según la fase del ciclo menstrual.

    La línea endometrial desaparece en mujeres menopaúsicas.

  6. Es típico el estudio en menores por hirsutismo y otros procesos como la pubarquia precoz.

Patología:

Los miomas típicos son masas sólidas hipoecogénicas en el espesor del miometrio. Hay gran variedad en cuanto a ecogenicidad, tamaño, número y localización de miomas.

Mioma. Medidas.
Útero miomatoso. Aspecto heterogéneo.

Los quistes no funcionales suelen ser benignos y de origen ovárico o para ovárico, la probabilidad de malignidad aumenta con diámetros superiores a 5 cm.

Los ovarios poliquísticos aparecen redondeados con numerosos  y pequeños quistes periféricos.

Aspecto ovárico niña neonatal.

En niñas recién nacidas podemos encontrar este aspecto en el ovario por hormonas maternas, se resuelven meses después.

Los quistes hemorrágicos que pueden parecer  tipo masas quísticas suelen resolverse o disminuir de tamaño en 4 ó 6 semanas.

Quiste hemorrágico típico en un ovario,marcado con la Q. Aspecto hipoecogénico.

Este Post está dedicado a su autora, Victoria Izquierdo, compañera y amiga, desde hace…buff…aquella academia…