54. Protocolo de Abdomen. El Riñón Izquierdo.

Bien, después de haber estudiado el Bazo, continuamos el viaje anatómico ecográfico por el Riñón Izquierdo.

El objetivo es igual que el del Riñón derecho, pero en el lado izquierdo.

Ecográficamente ambos Riñones se comportan igual, lógico.

Cambian sin embargo algunas cosas en relación con la situación anatómica del Riñón Izquierdo, que está situado en el lado izquierdo y eso hace que esté más alto que el derecho, ya que el derecho se ve obligado a estar algo más distal debido al volumen que ocupa el Hígado.

Técnicamente nos vamos a encontrar con artefactos óseos producidos por las costillas, igual que en el Bazo, hay que aprovechar los espacios intercostales para realizar estas imágenes y con artefactos del tipo gaseoso por la gran cantidad de tripas que se encuentran en la zona, ángulo esplénico colónico, Estómago y asas de Delgado.

Por esta razón la búsqueda del Riñón Izquierdo se hace algo tediosa, pero te lo voy a explicar muy clarito y sencillo y lo vas a hacer genial, mira:

Partiremos de la posición de Transverso para estudiar el Bazo en Transverso, así:

Observa el Pictograma en amarillo… una vez que tengas el Bazo así en la pantalla inicia un recorrido de bajada hacia distal y en la mayoría de las veces, a unos 4 ó 5 cms vas a encontrar el Riñón Izquierdo en Transverso, así:

La flecha negra marca el desplazamiento de la sonda y la flecha roja el lugar de posicionamiento de la sonda para el corte transverso con el que conseguir la foto siguiente.

Observa el Picto, y mira que apenas nos hemos movido de la zona, solo hemos bajado un poco. Encontramos un órgano como el que ves en la imagen, hipoecogénico en los bordes e hiper en el centro, es como una “C” abierta hacia la izquierda y hacia abajo. Cuando tengas esta imagen, pon tu sonda en longitudinal, vas a notar que te estás apoyando en el reborde costal izquierdo y que cuesta mantener el equilibrio, pero el objetivo es ver esta imagen:

En esta imagen ya puedes realizar la medida. Es el momento que te dediques a estudiar el órgano, haciendo movimientos de angulación de adelante hacia atrás en la imagen longitudinal y de arriba hacia abajo en la imagen en transverso. Ahora solo tienes que hacer la foto del Riñón en transverso, que la vimos antes, pero solo la usamos para localizar el órgano. Primero siempre la imagen en Longitudinal y luego la de Transverso.

Longitudinal.

 

Transverso.

En ocasiones puede ser farragosa la exploración de este órgano por las características del paciente, al igual que el Bazo, si es muy subcostal puede ser complicado. El gas intestinal puede organizarse para no dejarnos ver bien el polo superior, otra cosa en nuestra contra.Se puede luchar contra esto…

Recomiendo estas pautas para conseguir la imagen más valiosa posible:

  • Hacer el estudio tanto en decúbito supino y en decúbito lateral derecho.Escoger las imágenes donde se vea mejor.
  • Hacer el estudio en espiración forzada o en Valsalva, apretando la tripa como para ir a defecar.Así conseguimos que el órgano baje hacia abajo y poder quitar artefacto costal y es una recomendación extensiva a todos los órganos estudiados con ecografía del piso superior abdominal.
  • Mover la sonda lo menos posible una vez que tengamos el objetivo fijado, podemos angular para ver el órgano.El terreno suele ser bastante inestable por la anatomía del paciente.
  • Tener siempre bien los ajuste ecográficos del equipo.

En Pediatría y en adultos muy delgados recomiendo encarecidamente un acceso posterior para ver ambos riñones, es decir, podemos situar al paciente en decúbito prono y colocar nuestra sonda a la altura de L1 en longitudinal y paravertebral. Desde ahí vamos a ir haciendo un movimiento de búsqueda del Riñón tanto izquierdo como derecho, hacia externo y vamos a localizar estas estructuras y las vamos a visualizar y poder medir perfectamente sin presencia de gás. Eso sí, siempre en pacientes delgados o pediátricos ya que en paciente con más grasa y musculatura lumbar potente, la atenuación del ultrasonido hará imposible nuestra misión.

No olvidemos repasar el espacio suprarrenal izquierdo situado encima del polo superior del Riñón Izquierdo, para esta imagen no te puedo ofrecer unas pautas de búsqueda estándar porque es absolutamente dependiente de la anatomía y distribución del gas intestinal en cada paciente. Puedo decir que la búsqueda es más sencilla desde el lado más antero-externo y subcostal del hipocondrio izquierdo para ver este espacio y que es útil localizar el polo inferior del Bazo y desde ahí buscar el polo superior del riñón izquierdo. Siempre nos dará la calidad de la exploración una angulación correcta.

Debe verse así:

En reglas generales tengo que decir que es una exploración global de dificultad alta, que requiere mucho entrenamiento.

 

 

53. Protocolo de Abdomen. Patología del Bazo.

Tratamos en este breve Post la patología habitual del Bazo, que es escasa, pero da signos ecográficos que debemos de conocer. Empezamos…

QUISTES:

La mayoría de los quistes esplénicos son el resultado de  un traumatismo. Corresponden a hematomas que han formado una pseudocápsula.

También pueden formarse por infecciones o infartos previos.

Ecogénicamente son Anecoicos con refuerzo posterior.

Quiste.

HEMANGIOMA:

Los Hemangiomas esplénicos son tumores normalmente benignos frecuentes en el bazo.

Suelen ser hiperecogénicos y homogéneos, pueden ser isoecogénicos.

Hemangioma con medidas en dos planos.

ESPLENOMEGALIA:

Es el aumento del tamaño del bazo. Mayor o igual a 12 cm en adultos. El pediatría depende de la edad de la/el paciente habrá que ir a tablas.

La ecografía no es útil para encontrar  la causa de la esplenomegalia. Suelen ser causas infecciosas como Mononucleosis, pacientes  VIH, etc.

Observar el tamaño del Bazo en recuadro amarillo.
Esplenomegalia.

BAZO ACCESORIO:

Es una anomalía congénita. Una variante de la Normalidad.

Son pequeñas masas redondeadas que se localizan próximas al hilio esplénico y tienen la misma ecogenicidad que el bazo, es decir, son isoecogénicos.

Normalmente es una sola masa, pero cuando hay varias, se denomina Poliesplenia.

Bazo accesorio típico.
Transverso. Bazo accesorio.
Poliesplenia.

 

52. Protocolo de Abdomen. El Bazo.

Después del Riñón derecho, nos vamos hacia el lado izquierdo, concretamente al Hipocondrio Izquierdo, allí encontramos el Bazo.

Es un órgano intraperitoneal.

Está en continuidad con el diafragma. Contacta con el riñón izdo. Inferiormente y con el estómago y la cola del páncreas medialmente.

La arteria esplénica se origina en el tronco celiaco.

La vena esplénica sale del bazo en el hilio y confluye con la vena mesentérica superior y forma la vena porta.

El Bazo es un órgano difícil de estudiar, cuando uno comienza a formarse en ecografía cuesta mucho ubicarlo, capturarlo, aunque sepamos su localización.Pero ¿porqué?

Hay varias razones, a saber, es un órgano subcostal, en ocasiones puede ser muy pequeño y está rodeado de mucho aire, concretamente del ángulo esplénico colónico. Si todos estos agentes se alinean en nuestra contra, encontrarlo y estudiarlo es difícil, pero se combate, como digo siempre, con técnica.

Nosotros, cuando tenemos Técnicos o Residentes de Radiología que empiezan a formarse con nuestro equipo y al principio se frustran por no poder con esta estructura, decimos siempre que al principio el Bazo es una estructura que nunca encontramos, pero que cuando lo veamos por primera vez sin ayuda, nuestra mano siempre lo va a “encontrar”…y eso, no es ni más ni menos que técnica.

Partiremos de la posición en longitudinal en línea axilar media izquierda a la altura de la 9-10 costilla y ahí buscaremos el órgano según anatomías. Hacemos cortes transverso y longitudinal.

Punto de partida. Corte Longitudinal.
Cortes.Posiciones de Sonda.

Ecográficamente es una estructura voluminosa, hiperecogénica y homogénea que no debe medir en adultos más de 12 cms. Los vasos de la estructura se verán anecoicos.

Semiología ecográfica.
Detalle del vaso.

El objetivo principalmente es observar el órgano, demostrar que no tenga patología y hacerle medidas en el corte longitudinal al menos.

Longitudinal con medidas. Observe el lector el pictograma.
Transverso. Detalle del pictograma en amarillo.

El o la paciente se debe encontrar en decúbito supino o decúbito lateral derecho, recomiendo exploración del órgano en ambas posiciones y escoger la mejor para hacer las fotos y medidas.

La estructura del Bazo hace que tanto en transverso como en longitudinal el Bazo aparece ecográficamente como una estructura que estuviese reflejada en un espejo. Mira:

En Long y en Trans como si la estructura estuviese reflejada.

La sonda en adultos será de baja frecuencia, en pediatría, depende del tamaño de la/el paciente. En neonatos y menores de 4 años más o menos, siempre podremos usar frecuencia altas.

No es un órgano al que no afecta gran cantidad de patología, pero una gran parte de esta patología que le afecta es infecciosa o de origen hematológico y puede provocar esplenomegalia, que trataremos en el siguiente post.

Para terminar os voy a comentar que estas proyecciones son útiles para estudiar posibles lesiones de la cola de Páncreas y tenemos la experiencia contrastada de hallazgos patológicos en dicha localización desde este acceso no vistos en el acceso por vía normal para el estudio del Páncreas. En estas proyecciones el la cola pancreática se ve ligeramente hiperecogénica junto al borde interno del Bazo, cerca de su hilio. En la siguiente foto te lo marco en Rojo. Esta visualización de la cola pancreática requiere más experiencia y estar habituado a la técnica.

Localización cola pancreática.

A mis alumnos Cristina y Mario, este Post, es un poco de ellos también.

 

 

51. Protocolo de Abdomen. Riñón Derecho.

Abandonamos el Hígado, empezamos con el Riñón Derecho, que ya hemos empezado a ver en el Post anterior. El Riñón forma parte del Aparato Urinario, este aparato excretor es el conjunto de órganos encargados de la eliminación de los  residuos del organismo por la orina. Está formado por:

  1. Los riñones.
  2. Los uréteres.
  3. La vejiga.
  4. La uretra.

Pero en este protocolo vamos a ver , estructura por estructura, según se plasmaría en un protocolo completo de Ecografía Abdominal y ahora toca el Riñón Derecho.

El Riñón macroscópicamente hablando mide unos 11 cm de longitud. Tiene forma convexa y medialmente cóncava coincidiendo con el hilio renal. El parénquima renal está compuesto por la corteza y el seno renal donde se localizan los cálices y las pirámides renales. Dentro del seno renal están las ramas principales de la arteria renal, la vena renal y el sistema colector.

La Técnica de exploración: Colocaremos al paciente en Decúbito Supino o ligeramente en Oblicua Posterior Izquierda, con la sonda partiremos de la posición de Longitudinal, en la línea media axilar y posicionados sobre las últimas costillas y desde ahí y pidiendo una inspiración forzada buscamos el Riñón.

Punto de partida.

Nos vamos a encontrar, según que anatomías con diferentes dificultades, las costillas en gente muy delgada, el gas intestinal, la grasa en pacientes obesos, contra las dificultades, Técnica, solo Técnica…

En pacientes pediátricos debemos usar la Frecuencia correcta y por tanto transductor adecuado y adecuar a las características de cada paciente, ajustes ecográficos, como en el resto de los protocolos, obviamente.

El estudio del Riñón nos obliga a conocer su anatomía y su fisiología. Haremos obligatoriamente dos cortes:

  • Riñón en Longitudinal para medidas, con lo que necesitamos un corte central donde veamos claramente ambos polos. Las medidas se tienen que realizar, impepinablemente, en un  corte central observando claramente ambos polos y la efectuamos desde el polo superior al inferior.
  • El Riñón aparece en la imagen más profundo que el hígado, pero menos que el Psoas.
Longitudinal. Obsérvese el Pictograma y la medida.A.

Es muy importante para el radiólogo la medida, para saber cómo de grande es el Riñón, en pediatría, primordial, para saber cómo van creciendo según la edad de la/el paciente.

  • Riñón en Transverso donde veremos la estructura como si fuese una especie de “C”un poco caída.
Transverso. Obsérvese el Pictograma.B.

En el Protocolo de Abdomen y en el estudio de ambos Riñones estamos obligados a estudiar e incluir una foto del área de las Glándulas Suprarrenales de ambos riñones. Éstas deben “no verse” a partir del año de vida, es decir, en ecografía, este hueco debe estar libre, y si estuviese ocupado dicho hueco es porque estas glándulas estarían afectadas por algún tipo de patología.

Localización Suprarrenal Derecha.C.

Como hemos dicho las glándulas suprarrenales no deben verse, pero cuando se ven, en la época neonatal, son como estructuras en forma de “V”, hiperecogénicas con un halo hipoecogénico, normales desde el punto de vista ecográfico y situadas sobre el polo superior de los riñones.

En la edad adulta, las buscaremos sobre el polo superior del órgano y en un espacio que se encuentra entre este punto y la Cava Inferior, es decir, si entre la Cava y el Polo Superior Renal no la encontramos tanto en el corte Longitudinal, como Transverso, no está, son normales, así de simple. Este corte requiere un plus en la técnica de exploración ecográfica de dicha anatomía.

Suprarrenales normales,neonatales.

Ecográficamente el Riñón se va a ver como una estructura en forma de judía, con la corteza hipoecogénica y el seno renal hiperecogénico.

Anatomía ecográfica.

Bordeando la parte hiperecogénica correspondiente a la grasa del seno renal, podemos ver una serie de estructuras hipoecogénicas, pseudotriangulares correspondientes a las Pirámides renales, sobre todo en edades infantiles.

Debemos estudiar todo el Riñón en los dos cortes, tanto en supino como en OPI o DLI asegurándonos de haber visto toda la estructura correctamente en ambas posiciones y en ambos cortes.

Resumidamente, foto A,B y C para nuestro protocolo.

Gracias, Niño.

50. El Hígado. Patología más habitual.

El Hígado es un órgano que sufre cantidad de patología, además es muy importante su estudio porque es una estructura “diana” de metástasis de tumores de otros órganos y por eso diversos marcadores analíticos pueden indicar revisión o estudio ecográfico.

Vamos a repasar los principales signos ecográficos de la patología más habitual hepática y biliar para que tengas una base de estudio y conocimiento, pero este Blog no tiene como objetivo que aprendas patologías, aunque obviamente necesitamos saber y conocer sus signos ecográficos principales.

Diferenciamos entre patología hepática y vesicular.

Hígado. En el Hígado tenemos gran cantidad de patología. Tumoral, benigna y maligna, infecciosa, inflamatoria, etc. La ecografía abdominal es una técnica inocua, barata y de gran valor diagnóstico en la patología abdominal y hepática. 

Empezamos:

Quistes.

Son las lesiones focales más frecuentes. Es tremendamente habitual ver este tipo de patología.

Ecográficamente se comportan así:

  1. Lesiones anecoicas.
  2. Presentan refuerzo Posterior.
  3. La pared posterior está bien definida.
  • Los quistes se denominan complejos si tienen ecos en su interior, pared gruesa, septos numerosos o gruesos, elementos sólidos o calcificaciones.
  • El hígado se afecta en un 40 ó 50% de los casos de enfermedad poliquística dominante y una gran parte del tejido es sustituido por quistes. No afectando a la función hepática.

Tienen este aspecto en la imagen:

Hemangiomas.

  • Son los tumores  benignos más frecuentes.
  • Los signos ecográficos son:
  1. Masa homogénea, menor de 3 cm. hiperecogénica.
  2. Los bordes son lisos y finos.
  3. Pueden ser redondeados o ligeramente ovalados.

  • Un porcentaje significativo de angiomas atípicos tienen periferia hiperecogénica y centro hipoecogénico o también llamado imagen en diana.
Típico Hemangioma Atípico.

Metástasis.

  • Son los tumores malignos del hígado que se presentan con mayor frecuencia.
  • La ecografía muestra una o diversas lesiones circunscritas, más  o menos esféricas, de tamaño y ecoestructura variables y que pueden ser hipo, iso o hiperecogénicas. Pueden ser en poco número o que rellenen todo el parénquima.
Forma de bolas de algondón.

Carcinoma Hepatocelular.

El patrón característico es una lesión dominante de gran tamaño con pequeñas lesiones satélites dispersas.

La Ecogenicidad es variable y el aspecto ecográfico inespecífico. Esto quiere decir que en  muchas ocasiones la patología debe ser analizada histológicamente para ser diagnosticada ya que sus signos ecográficos son comunes a otras patologías menos graves.

  • La mayoría son hipervasculares, es decir, están muy vascularizadas si se les pone Doppler Color.

Quiste Hidatídico.

Están producidos por un celodo Echinococcus granulosus.

  • Ecográficamente los quistes hidatídicos pueden manifestarse como quistes simples, quistes con múltiples vesículas hijas, quistes con membrana endoquística, quistes con detritus internos y quistes con calcificaciones internas o periféricas. Suelen tener aspecto heterogéneo.
Quiste hidatídico.

Afortunadamente y gracias a las medidas de higiene, son cada vez menos casos los que se descubren en las consultas de ecografía en el caso de los Quistes hidatídicos.

Abscesos Hepáticos.

-Aparecen como colecciones líquidas de ecogenicidad variable y que a veces imitan a masas sólidas.

  • Ecográficamente se presentan como zonas anecoicas, multilobulares y a menudo irregularmente circunscritas.
Aspecto irregular, heterogéneo.

Pueden darse por complicación de cirugías u otras patologías cuyo tratamiento no sea efectivo.

Esteatosis Hepática:

-El diagnóstico de esteatosis hepática se realiza comparando la diferencia de ecogenicidad entre el hígado y el riñón. Siendo el primero más hiperecogénico.

-En la esteatosis hepática avanzada es dificil visualizar los vasos. En muchos casos se observan zonas focales de parénquima conservado. Habitualmente en la zona de la bifurcación portal y en la región perivesicular.

Hígado esteatósico.

Se ve en la imagen superior un Hígado homogéneo e hiperecogénico con respecto a la corteza renal derecha. Esta es la representación típica.

Zona focal de Hígado preservado.

En esta imagen no todo el Hígado se ve afectado, una pequeña porción aún no ha sido infiltrado por la grasa y se mantiene Hipoecogénico en el entorno de un hígado esteatósico.

La imagen de a continuación es conocido esta presentación esteatósica del órgano como Hígado Bicolor y se ve una afectación que “divide” el órgano en dos, uno sano o Hígado Preservado (hipoecogénico) y otro patológico o Hígado graso (hiperecogénico).

Hiperpalsia Nodular Focal.

Estamos hablando del tumor benigno más frecuente del hígado tras los hemangiomas. Puede verse a cualquier edad y en ambos sexos pero predomina o es más frecuente en mujeres jóvenes y con antecedentes de ingesta de anticonceptivos por vía oral.

Ecográficamente se ven masas de aspecto isoecogénico, homogénea y de delimitación no definida. Ocasionalmente puede ser hipoecogénico o hiperecogénico, pero es menos habitual.

Posible presentación de HNF.

VESÍCULA Y VÍA BILIAR.

Colelitiasis.

  • Los cálculos biliares aparecen como estructuras móviles, ecogénicas, intraluminales, que generan sombra acústica.
  • Los cálculos menores de 3 mm pueden no causar sombra.
Colelitiasis.

Barro Biliar.

-El barro biliar consiste en gránulos de bilirrubinato cálcico y cristales de colesterol en el seno de una bilis espesa.

  • Aparece como reflejos de bajo o alto nivel, sin sombra en la vesícula biliar.
  • Se localiza en porción más declive de la vesícula.
  • Con el movimiento del paciente este barro puede variar su localización.
Barro biliar.Flecha blanca.

Pólipos.

  • Los pólipos de colesterol son los más frecuentes.
  • Parecen masas adyacentes a la vesícula.
  • No presentan sombra posterior y tienen aspecto hiperecogénico parecido a piedras pequeñas.
  • No se mueven al cambiar de posición al paciente.
  • Pueden estar vascularizados.
  • Por encima de cierta medida son objeto de resección quirúrgica.
Pólipo Vesicular.

Colecistitis Aguda.

  • En la mayoría de los casos se debe a la obstrucción persistente del conducto cístico o del cuello de la vesícula biliar.
  • Existen cierto número de hallazgos ecográficos:
  1. Colelitiasis.
  2. Engrosamiento de la pared.
  3. Aumento del tamaño vesicular.
  4. Líquido pericolecístico.
  5. Colecciones perivesiculares.
  6. Cálculo impactado en el cuello de la vesícula biliar.

Carcinoma Vesicular.

  • La gran mayoría se asocian a colelitiasis.
  • Los signos  ecográficos  más frecuentes:
  1. Masa de partes blandas centrada en la fosa vesicular con colelitiasis asociada.
  2. Masa polipoidea intraluminal prominente.
  3. Infiltración de hígado o vasos adyacentes.
  4. Obstrucción de la via biliar.
  5. Adenopatías periportales o peripancreáticas.
Ca. Vesicular.

Obstrucción de la Vía Biliar.

  • Se diagnóstica por el hallazgo de la dilatación de los conductos biliares. Aumento por encima de 7mm pueden ya considerarse como no normales y requerir otro tipo de pruebas como RMN sin no encontramos causa de dicha dilatación.
Vía biliar extrahepática dilatada, obsérvese medida de 16mm.
  • La vía biliar intrahepática aparece como canales paralelo adyacentes a las venas portales y muestran el signo de canal paralelo o en cañón de escopeta.

Coledocolitiasis.

  • Es una de las causas más frecuentes de dilatación biliar.
  • Los cálculos ductales aparecen como imágenes hiperecogénicas con sombra posterior.

Suelen ser de difícil visualización y requieren mucho tiempo de estudio y muy buena técnica.

Evidentemente en este Post no está toda la patología que afecta a estos órganos, tanto hígado como vesícula, pero si la que encontramos con más asiduidad.

Si necesitas aún más info te recomiendo que te pases por Asociación Española de Ecografía Digestiva.

 

49. Protocolo de Abdomen. Relación Hepato-Renal.

Bueno, seguimos con otra de las imágenes más importantes de este protocolo, es la que utilizamos para estudiar la relación existente entre las ecogenicidades de Hígado y Riñón derecho.

Es una imagen cuya técnica es fácil de realizar, y es una imagen que ofrece una gran cantidad de información al Radiólogo, tanto del Hígado como del Riñón Derecho.

Es la última imagen que vamos a sacar donde vamos a estudiar el Hígado, y nos interesa comparar la ecogenicidad de éste con la ecogenicidad del Riñón derecho que tienen que ser iguales.Es decir, la ecogenicidad del parénquima hepático y la ecogenicidad de la corteza renal del Riñón derecho tienen que ser ISOECOGÉNICAS.O lo que es lo mismo, tienen que tener el mismo tono de gris.

¿Qué pasa si son diferentes? bien para saber lo que pasa tienes que esperar un poco, cuando hablemos de la patología, pero te adelanto que el objetivo principal es detectar grasa en el hígado o Esteatosis Hepática.

Técnicamente hablando colocamos a la/el paciente en decúbito supino o ligeramente de lado izquierdo, según nos vaya mejor, la sonda la colocaremos en la línea axilar media y en longitudinal.

Desde ahí buscaremos una imagen moviendo el transductor, según cada anatomía, en la que veamos parte del Hígado y todo el Riñón derecho en longitudinal, esta imagen exactamente:

En la imagen vemos una porción del Lóbulo Hepático derecho y el Riñón derecho en longitudinal.

El hígado ecogénicamente se verá, normalmente, hiperecogénico  y homogéneo.

El Riñón se verá así: La corteza hipoecogénica con respecto al seno renal que se verá hiperecogénico.

Sin embargo, y aquí viene lo importante, la corteza renal y el parénquima hepático tienen que ser isoecogénicos.

Comprender la ecografía anatómica ecográfica es muy importante, te la explico aquí:

Anatomía ecográfica regional.

Entre el Hígado y el Riñón observas una final línea hiperecogénica de separación entre ambas estructuras, es el denominado Espacio de Morrison.

Este espacio es muy importante ecográficamente hablando, porque como dice la explicación del enlace, es uno de los primeros lugares donde veremos líquido ascítico.

Espacio de Morrison.

También podemos ver en la anatomía el Músculo Psoas donde “reposa” el Riñón derecho.

De esta imagen y para finalizar, interesa ver la ecogenicidad de ambas estructuras y compararlas para que el radiólogo pueda interpretar diferentes patologías que puedan estar afectando a esas estructuras.

Isoecogenicidad entre ambos órganos.

Esta es una de las imágenes que más me gusta del protocolo de abdomen, estéticamente es preciosa y además es muy importante una técnica depurada para no tener falsas imágenes y que la interpretación radiológica sea la mejor, para ello es vital tener control absoluto sobre los ajustes ecográficos y conocimientos completos de Semiología ecográfica.

 

 

48. Protocolo de Abdomen. Lóbulo Hepático Derecho.

En el Post 48 vamos a estudiar el Lóbulo Hepático Derecho y vamos a escoger una imagen de esta región anatómica hepática donde podamos ver una mayor cantidad de superficie del LHD, donde veamos diafragma y donde veamos nítidamente los márgenes y delimitaciones del LHD y su especial relación con el pulmón derecho…

La imagen que guardamos para el protocolo indicará al Radiólogo/a, si no señalamos nada, que esa parte del hígado está controlada y libre de lesiones.

Llevaremos a cabo esta exploración tanto en Decúbito Supino como en Decúbito Lateral Izquierdo, con el brazo derecho a la cabeza del paciente y en inspiración forzada. Harán falta varias inspiraciones para poder estudiar todo el área hepática derecha correctamente, siempre atentos a las capacidades de el/la paciente.

El objeto de tumbar al paciente sobre su lado izquierdo para evaluar todo el LHD se debe a una razón muy simple. El Hígado al volcar el cuerpo sobre el lado izquierdo tiende a caer mínimamente y podemos aprovechar ese mínimo movimiento para provocar una variación que nos permita estudiar los márgenes subdiafragmáticos, a menudo, inaccesibles y donde pueden ocultarse lesiones que podrían pasar desapercibidas si no efectuamos esta maniobra.

La sonda se dispondrá de igual modo que para estudiar Suprahepáticas y angularemos nuestra mano en función de las necesidades del área a estudio y de la morfología y anatomía estudiada. Nos moveremos en todo el margen del reborde costal inferior derecho para aprovechar y visualizar todo el área.

Estructura a estudio y colocación de la sonda.

Debemos repasar, escudriñar, diría yo cada rincón del hígado, tanto LHI como LHD en esta posición DLI y una vez repasado y estando seguros de no habernos dejado nada sin ver, realizar la foto y pasar a la siguiente imagen.

Nombro también aquí al LHI porque aunque haya sido estudiado pormenorizadamente con anterioridad, repasar nunca está de más y más si lo hacemos variando la posición de la/el Paciente.

Esta imagen será vital para demostrar que el ángulo costofrénico derecho esté libre de derrames pleurales, que de existir, se verían como una cuña anecoica (lo estudiaremos en su momento) y que si la exploración es normal, se verá artefactado por la normal presencia de aire en el parénquima pulmonar locorregional. Algunos derrames pleurales son visto por primera vez en este tipo de protocolo, el/la Técnico siempre alerta ante cualquier cambio respecto de la normalidad.

El Diafragma se verá como una línea hiperecogénica lineal, curva y lisa. Mucho ojo con la presencia de el Artefacto de Espejo que es tremendamente habitual en esta localización, te pongo una enlace para que puedas repasarlo.

La imagen que perseguimos es esta:

Con la correlación anatómica lo comprenderás mejor…

Obsérvese la colocación correcta de la sonda en el pictograma en amarillo.

LHD Homogéneo con sus imágenes anecoicas correspondiente a vasos hepáticos.

Pulmón Derecho, área artefactada del ángulo costofrénico derecho.

Diafragma, que es la línea hiperecogénica que separa ambos órganos.

Si no indicamos nada, ninguna medida, ni señalamos nada que nos llame la atención y que tenga que saber el/la Radiólogo/a, queremos hacerle entender que en esa zona “todo está tranquilo”…

Una exploración de dificultad intermedia por la gran cantidad de márgenes a repasar, recomiendo que aunque solo hagamos una foto, dediquemos tiempo suficiente para estar tranquilos de que hemos visto todo correctamente.